9/28/2006

"Las Tierras Grises" 7 de 7 del 1º capitulo

Ala, ya está!!! Por fiiiiiiin!!! Prometo no volver a retrasarme tanto... aunque a este ultimo capitulo le tendre que hacer una buena revisión, asi que cuando lo leais no seais muy duros, que es la version "beta" :P (flojito, flojito me ha quedao, pero lo mejoraré).



Habia que reconocerle a Arturo una gran fuerza interior: Habia soportado estoicamente ver como caian uno a uno los pilares sobre los que habia sustentado su propia existencia sin dar muestras del desmoronamiento interior que esto habia provocado... Pero la desaparición de sus padres fué la gota que colmó el vaso. Tras escuchar por 5ª vez el frio mensaje grabado que indicaba que el numero de telefono marcado no existia, se derrumbó sobre el sofá del salón cayendo en un trance del que Sara no conseguia sacarle. Llevaba ya 20 minutos intentandolo todo en vano...

-¡Maldita sea, Arthus, reacciona!, ¡Aqui no estamos a salvo!... Si nos ha encontrado un cuervo, solo es cuestión de tiempo que lleguen más, y no podemos confiar en que ese amuleto tuyo nos vaya a salvar siempre... -La reportera intentaba con todas sus fuerzas que la desesperación que sentia no se transmitiera a sus palabras... sin exito.- ¡Levantate, por Teah! ¡¿No habias venido aqui para ver que le habia sucedido a Sonia?!

No se puede decir que Arturo no oyese lo que decia Sara, pero no lo escuchaba: Su voz le llegaba como un debil ruido de fondo mientras su mente se cerraba sobre si misma, negandose a aceptar los ultimos acontecimientos como reales. Solo si permanecia asi, encerrado en si mismo, sin dejar entrar nada más desde el exterior podria evitar volverse completamente loco. Asi que no estaba dispuesto a dejarse persuadir para salir de su "autismo" voluntario. Mientras no saliese de el todo seguiria como antes... todo estaria bien. Además: ¿Como era posible que el mundo real estuviese poblado por extraños monstruos, reinos magicos, memorias implantadas y padres de mentira? Sencillamente no podia ser cierto...
No obstante todavia quedaba un debil hilo que seguia atandole a la realidad, un hilo que no le dejaba abandonarse definitivamente al olvido, y cuando Sara, inconscientemente, utilizó ese hilo como palanca para devolverle a la realidad, Arturo comenzó a remontarse desde las profundidades de su mente, debilmente al principio, ganando fuerza conforme iba recordando aquellos ojos verdes, hasta que finalmente logró recuperar la consciencia...

Nada habia cambiado en la habitación en el transcurso del tiempo que habia estado "fuera". Sara se encontraba arrodillada frente a el con la frente perlada de sudor y la angustia reflejada en sus ojos clavados en el suelo. Notó un fuerte ardor en las mejillas y dedujo que la pobre chica le habia abofeteado repetidas veces en un vano intento de despertarle. Avergonzado por haberla preocupado hasta tal extremo se aclaró la garganta reseca antes de iniciar un amago de disculpa.

-Sara... yo...

La chica levantó la mirada, trocando su expresión de desesperación primero por la sorpresa y después por el alivio.

-¡¡¡Arthus!!! ¡Gracias al cielo, te has recuperado!.-Las lagrimas pugnaban por abandonar sus ojos.-¿Te encuentras bien?

-Supongo que sobreviviré... aunque necesitaré algo de tiempo para aceptar todo esto...

-Lo tendrás, pero ahora no podemos permitirnos el lujo de quedarnos aqui... tenemos que darnos prisa.

Arturo se levantó trabajosamente del sofá con expresión decidida. Ahora que habia comprendido que no habia vuelta atras, una nueva determinación brillaba en sus ojos. No le gustaba como habia cambiado su mundo en los dos ultimos dias, queria que todo siguiera como antes, pero eso no podia ser. Si no podia volver atras no tenia más remedio que seguir hacia adelante.

-De acuerdo, vayamos por orden de prioridades: Lo primero es averiguar lo que ha pasado aqui. Después ya tendremos tiempo de estudiar mi colgante y buscar a los otros cuatro...

Sara le miró extrañada.- ¿Que cuatro?

-Te lo explicaré luego. Vamos a buscar la habitación de Sonia, sospecho que ahi encontraremos respuestas...

La habitación de sonia era la segunda a la derecha por el pasillo que salia del salón. Les costó poco dar con ella, dado que el piso era bastante pequeño. Nada más entrar Arturo se replanteó su anterior optimismo con respecto a encontrar respuestas... parecia dificil encontrar nada en medio de aquel caos.

-¿Que ha pasado aqui?, ¿Un tornado?.-Preguntó Sara.

Arturo no contestó; no podia. Estaba totalmente absorto buscando alguna pista que le indicase que podia haber causado tamaña destrucción... o si alguien podia haber salido vivo de ella. La cama habia quedado reducida a astillas, las estanterias estaban desperdigadas por el suelo, debajo de los maltratados libros que anteriormente habian sustentado, la lampara del techo se hallaba inclinada precariamente y solo una de las cuatro bombillas seguia dando luz... Realmente quien hubiese sido enviado a destrozar el cuarto se habia esforzado a fondo. Solo un objeto habia permanecido indemne: El ordenador.
La pantalla estaba encendida y mostraba unicamente un mensaje de correo sobre fondo negro. Los dos jovenes se acercaron cautelosamente al escritorio sorteando los escombros esparcidos por el suelo.
Sara se detuvo a dos metros de la mesa y comenzó a retorcerse las manos nerviosamente antes de hablar.

-¿Quien crees que puede haber dejado ese mensaje?

Arturo se detuvo a su vez y se encaró con ella.

-Probablemente la misma persona...-Reflexionó un momento antes de proseguir la frase con una sonrisa cinica.-...o cosa que haya causado este desastre.

-Entonces, ¿Crees que el mensaje va dirigido a nosotros?

-Solo hay una manera de averiguarlo.

Una vez frente a la pantalla se dieron cuenta de que habia algo muy raro en el mensaje. No es que estuviese escrito en ninguna lengua arcana, ni que un aura mistica emanase del ordenador... no, el mensaje era perfectamente normal (al menos en apariencia, no podrian saber cuan extraño podia ser el contenido sin leerlo), salvo por el hecho de que el ordenador estaba apagado.

-Esto parece propio de Polstergeist...-Arturo empezaba a pensar que Sara era incapaz de permanecer con la boca cerrada en situaciones de tensión... y por un momento este dato le hizo rozar con la mente recuerdos largo tiempo olvidados de epocas más felices...

-En cualquier caso parece que en las tierras grises no tienen problemas de electricidad.-El esfuerzo por seguir la broma fué bastante debil, pero consiguió que Sara esbozase una sonrisa y recobrase algo de aplomo.

-Bien, adelante pues... espero que nadie nos demande por saltarnos a la torera todas las leyes sobre privacidad.

-Creeme: eso es lo que menos me preocupa ahora.

Efectivamente, el mensaje estaba dirigido a ellos. O más concretamente a Arturo. Se trataba de una especie de desafio, o de ultimatum.

"Para: Tarod@Hotmail.com

De: Tirano

Asunto: Sonja

Mensaje:

Hola Arthus. Sabes cuanto odio el melodrama, asi que si no te importa iré al grano:
Has hecho todo lo que estaba en tu mano por retrasar mi inevitable victoria. Inevitable, si, pese a lo que diga esa absurda profecia. Y yo se reconocer en lo que vale tu tenacidad. Pero debes reconocer que has perdido. Tengo a la chica, tengo al mago y tu ni tan siquiera has conseguido reunir a tu maltrecha cuadrilla de comparsas. No obstante sabes que es a ti a quien quiero, asi que te propongo un trato:
Entregate sin oponer resistencia y liberaré a tus amigos. Es un trato justo. Sin trucos ni letra pequeña. Sabes que puedes confiar en mi palabra. Al contrario que otros, yo nunca he faltado a ella.
Sé que es una decisión dificil, asi que te daré 48 horas para tomarla, si en ese periodo de tiempo no has vuelto al castillo la chica morirá. Respecto al mago... hay cosas peores que la muerte.

Hasta pronto"


La primera en romper el silencio fué Sara:

-¿Tirano? ¿Quién es Tirano? ¿Y que le has hecho para que te odie asi?

-Te recuerdo que tu conocimiento de nuestra vida anterior es bastante más profundo que el mio.

-¿Que?

-Que no tengo ni la más remota idea.

-¿Y ahora que hacemos?

-De momento salir de aqui pitando.

Desde los pisos inferiores les llegaba el ruido que hacian los bomberos registrando las habitaciones... no podian perder mucho más tiempo allí. Desandaron a toda prisa el camino hasta la ventana y comenzaron el descenso hacia la calle, donde por fín pudieron respirar tranquilos.
Sara inspiró profundamente para calmar los nervios y dirigió una mirada preocupada a Arturo... Habia reconocido la expresión que se habia instalado en su cara desde que habian leido el mensaje de Tirano, y no le gustaba:

-Vale Arthus, ya estamos fuera, ¿Cual es el plan?.

Las facciones de Arturo se endurecieron, dando a su rostro una determinación inquebrantable:

-Está claro: Buscar el modo de volver a las Tierras Grises.



FIN (Del 1º Capitulo)


Ala, a cascala... Mata ne!!!

2 comentarios:

Key dijo...

Me gusta, me gusta, me gusta. Ahh que se pone bueno, ahora a esperar el capitulo dos. Espero que sea pronto, jejejeje.

Wargocomepx dijo...

Jajajajaja... Domoooo!!! Bueno, pos a ver, que en cuanto tenga tiempo libre me pongo con el 2º capitulo (de momento como siempre estoy fuera me he impreso el primero y lo estoy revisando, pero no he podido escribir nada nuevo... sigh). Espero poder mejorar con la practica XDDD

Mata ne!!!