2/19/2016

Apocalypse World. Capitulo I



Capitulo I
Larry

"La teta enroscada" no siempre fue lo que es ahora. Antes de que Larry se hiciera cargo de ella no era más que un tugurio en el que se vendía sexo barato, pero Larry siempre tuvo buen ojo para los negocios, y en cuanto estuvo al mando comenzó una serie de reformas que convirtieron el antiguo antro en el local más elegante y glamouroso de Vieja Orleans. En gran parte esto se debe a que Larry tiene "algo". Es difícil de definir, pero está ahí. Un cierto magnetismo que no tiene que ver con su apariencia física, por otro lado, del montón. Quizás antes de la catástrofe, 50 años antes, alguien hubiese sabido decir que era... ¿Quién sabe? Los antiguos estaban llenos de maravillas. Lo que importa es que este hombre moreno, quizás latino, de edad indescifrable y aire misterioso tiene un talento natural para tratar a la clientela. Sabe como conseguir cualquier cosa que le pidas y lo que es más importante, sabe lo que en realidad necesitas. Actualmente "La teta" es un local de juego y espectáculos en vivo. El mejor, o tal vez incluso el único de su estilo.
Esta noche Larry tiene que esforzarse por ocultar su preocupación. La banda de moteros que lleva varias semanas acampada en las ruinas del bloque de viviendas contiguo al casino lleva allí varias horas bebiendo y armando alboroto y se está acabando el suministro de cerveza. No cree que le vayan a dar muchos problemas, pero le gusta estar preparado para todo. Incluso se plantea hacer entrar al local al "Sin rostro", aunque sabe lo mucho que lo odia.

-¡Eh, guaperas! ¿Estás en el Maelstrom? .-La sensual voz de Blues le saca al instante de su ensimismamiento. Por un momento ha olvidado a la exuberante líder de la banda de moteros que se halla sentada frente a el en un taburete al otro lado de la barra.

-Disculpa, querida. Tengo muchas cosas en la cabeza esta noche .-Aprovecha para sacar el reloj de bolsillo de su impecable chaleco negro y constatar lo que ya sabia: Phoenix llega tarde .-Como que mi transportista aun no haya llegado con el cargamento de cerveza que le encargué anteayer.

-¿Te acojona que mis chicos monten una buena gresca, ricura? .-Larry no puede evitar sonreír ante el tono de "zorra peligrosa" que usa Blues. Le cae bien la chica. Y sabe que tiene buenas intenciones. Pero a pesar de su asombrosa perspicacia (Si no la conociera, podría haber pensado que era una psíquica jodementes por como ha adivinado sus pensamientos), a veces cree que no se da cuenta de la peligrosa situación en la que se encuentra. Tener que demostrar constantemente a su banda que es la más dura del lugar tiene que ser agotador. Y Larry tiembla solo de pensar en lo que ocurrirá el día que no lo consiga.

-Nah. Confío en ti. Se que eres perfectamente capaz de mantener a esa panda de cabestros tuya bajo control... Es solo que todavía no ha llegado Mike el Magnífico, y se acerca la hora del espectáculo. -Como buen Maestro D, Larry aprendió hace tiempo que no hay nada mejor que una verdad para ocultar una mentira. Y es cierto que está preocupado por Mike. Hace tiempo era un mago bastante competente, y sus espectáculos, si bien no asombrosos, eran al menos divertidos. Pero desde que sus problemas con la bebida comenzaron a hacerse cada vez más obvios, las risas del publico en las actuaciones de "Mike el Magnífico" habían pasado a ser causadas por el ridículo y la vergüenza ajena.
Está tan abstraído en sus pensamientos y en la conversación con Blues, que podría haber pasado por alto al cliente que entra en ese momento a su casino. Pero el individuo es demasiado esperpéntico como para no percatarse de su presencia. Parece tan delgado y desgarbado que la más ligera brisa podría arrastrarlo de vuelta al desierto del que proviene. Seguramente si no lo ha hecho se deba al enorme maletón, sucio y polvoriento que arrastra sobre sus ruedines y que tiene pinta de pesar el doble que el. Lo que más llama la atención a Larry es su ropa. El dueño de "La teta" siempre se ha vanagloriado de ser un experto en cuanto a moda se refiere, y no recuerda haber visto nunca nada semejante. La palabra que le viene a la cabeza es "arcaico". El corte de la levita que viste le es completamente desconocido. Sospecha que la indumentaria del recién llegado es anterior a la catástrofe. Muy anterior. Las dos únicas notas de color que el forastero se ha permitido son las gafas de sol de montura redonda tintadas de rojo y el guante de su mano derecha, de un desagradable azul metalizado. No obstante, y pese a las luces de neón del establecimiento (Que tantos trueques le ha costado mantener), no se aprecia ni una mota de polvo sobre el negro riguroso de su atuendo. Mientras se dirige directamente hacia él, esquivando milagrosamente a varios moteros que podrían usarlo como mondadientes, el desconocido se quita su ridículo sombrero, dejando a la vista una densa mata de rizos rubios.

-Buenas noches, caballero .-Extiende la mano enguantada en azul a modo de saludo. Larry tiene que hacer un esfuerzo por entender sus palabras por encima de la pieza de rock de los años 50 que suena en el local. Le da la mano por inercia y se arrepiente de inmediato cuando un extraño cosquilleo le recorre la médula espinal e, inexplicablemente, le vienen a la memoria todos los actos deshonestos e inmorales que ha tenido que cometer para hacerse con el local. Suelta la mano del extraño abrúptamente, lamentando de inmediato dejar traslucir su incomodidad.

-Buenas noches. ¿Que se le ofrece? .-Contesta, más seco de lo que pretendía.

-¡Oh! Me preguntaba si podría reservar una habitación en su acogedor establecimiento .-El hombre de negro se sienta en el taburete vacío al lado de Blues, que lo mira con curiosidad.

-Lo lamento, pero aquí no ofrecemos ese servicio. No obstante podría indicarle un buen motel en la ciudad. El único motel de la ciudad en realidad, pero es bastante decente, y apenas tienen ra... .-Larry se ve interrumpido a media frase por Red, uno de sus camareros, que llega en ese momento.

-¡Jefe, Mike acaba de llegar! .-Larry deduce por su tono que va a haber problemas .-No creo que esté en condiciones de actuar. -Red señala al fondo de la sala y Larry localiza a Mike el Magnífico enseguida. Está más borracho delo que lo ha visto nunca. Apenas se tiene en pie, pero eso no le ha impedido encararse con varios de los más rudos chicos de Blues. Se gira hacia el forastero .

-Tengo que resolver un asunto urgente. Espere aquí un momento, señor...

-Marte. Marte Jones .-Contesta este, aunque Larry ya apenas le hace caso mientras emprende la marcha hacia la pelea en ciernes. De hecho, ni se da cuenta de que Marte hace caso omiso de sus instrucciones y le sigue a pocos pasos.
En cuanto se planta frente a Mike la tensión disminuye de inmediato, y los moteros retroceden un par de pasos. Saben que no les conviene ponerse a malas con el.

-Mike. Deberías irte a dormir .-Le dice con tono tranquilizador  a la ruina tambaleante que sigue farfullando insultos a  los moteros.

-¿Que? ¡No! ¡No, Larry! Me... me he preparado muy bien este numero, Larry... Lo he estado preparando toda la semana. -Suplica el mago. Larry se pregunta cuanto habrá bebido esta noche. Por como arrastra las palabras teme que el suministro de alcohol esté aún en peores condiciones de lo que imaginaba.

-Red, llama a las chicas. Vamos a tener que sustituir el numero de Mike .-Dice girándose hacia su camarero y dejando de prestar atención a Mike, lo que resulta ser un error. El pobre bastardo no está en condiciones de razonar con nadie y, enfurecido se abalanza sobre Larry, propinándole un fuerte golpe en la sien.

-¡NO! ¡ES MI NOCHE, MALDITO CABRÓN! .-Grita mientras dos de los moteros se le acercan por la espalda, las manos demasiado cerca de donde llevan sus armas ocultas para el gusto de Larry. En ese momento, Marte roza la nuca del ebrio prestidigitador con la mano derecha y le susurra al oído:

-Vete a dormir.

Mike deja de gritar de inmediato y pone los ojos en blanco. una gota de sangre le asoma por la nariz. se queda así, quieto como una estatua, unos segundos. De repente parece volver en si, mira a su alrededor, como si se diera cuenta por primera vez de donde se encuentra y murmura:

-Bah, que os den a todos... me voy a dormir. -Deja caer la botella de Wiskey casi vacía que aun sostenía y se dirige, renqueando, hacia las escaleras que llevan a la segunda planta.

-Jefe! ¿Estas bien? .-Red se dirige de inmediato hacia Larry, que se sujeta un pañuelo sobre la brecha que le ha abierto Mike en la frente.

-Si. No te preocupes, Red. No es nada. Voy a subir a mis aposentos a adecentarme. Tu llama a las chicas y diles que tienen que salir a bailar en cinco minutos. -comienza a dirigirse hacia las escaleras cuando se percata de la presencia de Marte .- E indícale al caballero como llegar al Motel de Toyota cuando puedas.

-Como usted diga, Jefe .-Ahora si, Larry se  encamina a sus aposentos. Está seguro de que Red será capaz de encargarse de todo. Además, atisba a ver por una de las ventanas la camioneta blindada de Phoenix aparcando en la entrada. Cuando llega a su habitación insonorizada está casi convencido de que todo saldrá bien. Ni siquiera se percata de los dos miembros de la banda de Blues que suben detrás de el.




Y hasta aquí el primer capitulo de la primera sesión de juego de Apocalypse World. Como siempre cualquier critica será bien recibida, ¡así que comentad, malditos! Que parece que os cueste dinero, redios XD Por cierto: Si parece que estoy dando mucho protagonismo a mi propio personaje en detrimetro de otros... Bien, es que es así. Es mi relato y me lo follo cuando quiero. En fin, que la semana que viene habrá entre 3 y 4 actualizaciones más (Dos ya están escritas a falta de revisarlas para eliminar gazapos bestias) y acabará la adaptación de la primera sesión de juego. Más adelante... quien sabe. Dependerá de como vaya la sesión de hoy, supongo ^^

A pastar!



8 comentarios:

Iván Marja dijo...

Prestidigitador borracho violento. Tío refinado y misterioso. Barman y antro. Moteros. Arrancamos BIEN.

LinaChan dijo...

Jujuju... Esto mola y sólo está empezando :)

Wargo dijo...

Gracias Marja!!! ^^ Di que me está costando horrores arrancar... y eso que escribo SABIENDO lo que va a pasar exactamente, pero estoy bastante oxidado, me temo...

Lina: Yep... que esto que seria... los primeros 5 minutos de partida?

Piteas dijo...

Mola mola mola.

El crepitar de un vinilo desgastado por el uso siempre da ambiente. ¿Que canción os imaginais sonando?
"End of the world", de Skeeter David (para los más "fallouteros")
"Begin the beguine" de Benny Goodman (si os va más el jazz)
"Ain't Got No, I Got Life" de Nina Simone (La única voz que calma a los salvajes postapocalipticos)

Wargo dijo...

Ya he puesto la que sonaba más en mi cabeza ^^

Vernika Eritrocitos dijo...

Me gusta el comienzo, en mi cabeza "la teta" tiene el mismo "aire/sensación" que siento al ver un capitulo de Jessica Jones, todo bastante apagado, pero a la vez con un sentimiento de que algo va a pasar en cualquier momento, solo falta esprar... Nice ;)

Wargo dijo...

Si, esa es la sensación que nos está dando la aventura... de que toda la ola de mierda nos va a alcanzar en breves XD

Piteas dijo...

Apocalypse world es peculiar en ese sentido. Como director no preparas una trama en si misma.

En la primera aventura tienes que construir el entorno de los pjs con el ambiente que cada uno te da: Cohesionas los puntos de vista, montas una red de relaciones entre pjs... Montas un ambiente con lo que te dan, vamos. Toca improvisar, pero nunca desde 0.

Y en cuanto uno de ellos se deja un bate de béisbol en el suelo y le da la espalda a un maníaco... Te están pidiendo a gritos que comience el follon.